sábado, 2 de mayo de 2009

La primera poeta laureada del Reino Unido

Por Fernando G. Toledo

La poeta inglesa Carol Ann Duffy (Glasgow, 1955) se convirtió este mes en la primera mujer en más de 300 años en recibir el título de Poeta Laureada en el Reino Unido, honor que han ostentado nombres tales como John Dryden, William Wordsworth, Alfred Tennyson, John Betjeman y Ted Hughes.
El premio, instituido por el rey Charles II en 1668, consiste originalmente en 600 botellas de jerez, aunque actualmente ese pintoresco galardón se acompaña de un sueldo anual de unos 8.500 dólares.
Carol Ann Duffy fue designada nueva Poeta Laureada a pedido de la reina Elizabeth II, aunque su nombre se barajaba entre los candidatos desde hace más de una década. Al parecer fue el ex primer ministro británico Tony Blair quien se opuso a su designación, temeroso, según consignaron algunas fuentes, de que la confesa homosexualidad de la escritora pudiera molestar a los sectores conservadores del reino.
Duffy ha publicado una veintena de libros de poemas, entre los que se destacan Standing Female Nude (1985), Moon Zoo (2005) y Rapture (2005).
A continuación se ofrece una brevísima selección de sus poemas. A pesar de que los textos elegidos son breves, Duffy opone algunos problemas al traductor, por su constante uso de los juegos de palabras, su alusión a la lengua inglesa y el sutil entramado musical de sus versos, riqueza que muchas veces se diluye en el español pero que de algún modo el autor de estas notas ha buscado reflejar en su versión al castellano.




Carol Ann Duffy
Cuatro poemas
© Versiones de Fernando G. Toledo


San Valentín

Ni una rosa roja ni un corazón de seda.

Te regalo una cebolla.
Es una luna envuelta en papel marrón.
Es una promesa de luz
Como la cuidadosa desnudez del amor.

Aquí.
Te cegará con lágrimas
Como un amante.
Hará de tu reflejo
Una foto que flamea de pena.

Estoy tratando de ser sincera.

Ni una bonita postal ni un besograma.

Te regalo una cebolla.
Su beso feroz va a quedarse en tus labios,
Tan posesivo y fiel
Como lo somos nosotros,
Cuando lo somos.

Tómala.
Es un lazo de platino reducido a un anillo de bodas,
Si te gusta.

Letal.
Su aroma se impregnará en tus dedos,
Y en tu cuchillo.

(De Mean Time, 1993)


Relleno

Le pongo dos ojos amarillos a un búho.
Uh. Le arreglo la sonrisa al cocodrilo.
Estafador. Remiendo el deslizar de una anguila.
Tiro, arranco, el casco de una mula.
Salvaje. Le muestro el trapo rojo a un toro.
Loco. Esparzo las plumas de una gaviota.

Le hago un duro nudo al gruñido de una comadreja.
Feroz. Le ato las aletas a un sello.
Tendido. Le agujereo los latidos a una codorniz.

Ella me gusta para andar desnuda y de rodillas.
Mansita. Mi inmóvil muñeca viviente.
Muda. Y después me gusta no contarle nada.



Palabras, noche amplia

En algún lugar al otro lado de esta amplia noche
Y la distancia entre nosotros, estoy pensando en ti.
El cuarto lentamente de la luna se va alejando.

Esto es placentero. ¿O debo tachar y decir
Que es triste? En uno de los tiempos canto
Una canción de deseo imposible que no puedes escuchar.

La, lala, la. ¿Ves? Cierro los ojos e imagino las colinas oscuras que debería cruzar
Para encontrarte. Pues estoy enamorada de ti
Y esto es lo que es o lo que es en palabras.

(De The Other Country,1990)


Talento

He aquí las palabras cuerda floja. 
Imagina ahora
A un hombre, haciendo equilibrio en el espacio
Entre nuestros pensamientos. Sostiene nuestro aliento.

No hay palabra red.

Lo quieres derribar, ¿no es así?
Adiviné; vacila, pero lo consigue.
Toda la palabra aplausos se escribe sobre él.

(De Standing Female Nude, 1985)

11 comentarios:

sergio dijo...

Si yo fuera poeta y me "laurearan" cambiaría el jerez por fernet. Después de todo estamos en Argentina, ¿no?

Más allá del chistecillo, me pregunto si en estos 300 -sí, 300- años ninguna mujer recibió el premio fue porque ¿no lo merecía o por ser mujer? Tiendo a creer que esta última es la razón. Después de todo hace menos de 30 años que la primera mujer (Yourcenar) ingresó a la Academia Francesa de Letras.

Fernando G. Toledo dijo...

Disculpen el off topic:
Al saber de Carol Ann Duffy inmediatamente recordé a Ted Hughes, poeta al que conocí cuando publicó su bellísimo libro Cartas de cumpleaños, cuyos poemas estaban dedicados a Sylvia Plath, quien fuera su esposa. Se me ocurrió poner en Google el nombre de Hughes y me encontré con una noticia que me dejó impresionado: hace un mes, el hijo de Hughes y Plath se suicidó, 46 años después de que su madre hiciera lo propio.
La noticia, en el Daily Mail:

http://www.dailymail.co.uk/news/worldnews/article-1164077/Ted-Hughes-Sylvia-Plaths-son-commits-suicide-46-years-gassed-herself.html

Fernando G. Toledo dijo...

Esta hermosa foto de Sylvia Plath y sus hijos me era desconocida:

http://i.dailymail.co.uk/i/pix/2009/03/23/article-1164077-040CD72A000005DC-473_468x450.jpg

Paula dijo...

Sergio, ¿vos sabés lo que es consumir 600 botellas de fernet en un año? Sería un premio vitalicio baratísimo para el gobierno porque reventás en pocos meses.

Fuera de este lapsus, me gustaron los poemas, tan diferentes unos de otros. Atesoro el de la cebolla, esa metáfora que la transforma en luna es muy bella. (Eso sí, si en San Valentín alguien me regala una cebolla, ni sopa ni estofado, se la tiro por la cabeza). Talento es genial, a través de imágenes muy concretas puede hablar de conceptos tan abstractos como el de la distancia y la incomunicación humanas.

Las traducciones de Toledo: i-m-p-e-c-a-b-l-e-s, ¿algo más para agregar?

sergio dijo...

Paula:

Pero pensá que en estas tierras no hay un premio tan importante como el que yo propongo. 600 btellas de fernet equivalen a unos 15000. Vale la pena ¿No?

Fernando: lamento decirte que la competencia (LA) sí publicó la noticia de la muerte del muchacho Hughes Plath.

Fernando G. Toledo dijo...

Sergio:
Si fue así, lo lamento más yo. Ahora bien, ha de haber sido un artículo chiquitín que se me haya pasado, pues no lo he visto en el centenario matutino.

Hernán Schillagi dijo...

Fernando: de todos los poemas de Carol A. Duffy, el que más me gusta es "Talento". El juego de palabras y los neologismos deben haber sido un desafío para traducir. Estoy tentado en decirte que te tocó bailar con la "más fea", pero es un chiste fácil, ja. Leí otras versiones en castellano (o español como le gusta decirle a los académicos y oficialistas de la lengua) y algunos perdían la musicalidad o caían en facilismo como amputarle versos a los poemas. Eso sí, hay muy poquito traducido en la web y creo que nada editado en nuestro idioma.

La belleza de los poemas de Duffy y su compromiso merecen largamente este "laureamiento". Aunque con lo pequeñas que son las copitas de jerez, no te alcanza la vida para tomarte esos 300 litros ;-)

Fernando G. Toledo dijo...

Hernán:
A mí me ha pasado que mientras más leo los poemas (éstos y los que andan por allí en la red), más me interesan. Quizá porque compartimos los mismos intereses con la Duffy. Y no, no hablo de las chicas (otro chiste fácil), sino de ese interés porque la poesía se mire a sí misma en el espejo mientras habla de otra cosa.
Por cierto, el poema Relleno me parece muy interesante. Tiene furia, perversidad, y está trazado con la candidez de quien arma un osito de peluche.

Ale Adi dijo...

Hernán: gracias por tu visita al blog y por tus aportes. Son muy bienvenidos. Soy una fiel transitadora de El Desaguadero.

Hace unos días crucé otro, y tuve el honor de presenciar el recital de Juan, entre otros grandes, como la Bellesi.

A su disposición quedan algunas fotos, por si las necesitan.

Hasta pronto.
Alejandra

Hernán Schillagi dijo...

Alejandra: qué bueno contarte como una nuestras lectoras asiduas. Aceptamos sugerencias también aquí.

No me digás que estuviste en el festival de poesía? Qué envidia.

Si querés mandame a hernanschillagi@gmail.com las fotos. Por ahí es medio tarde para subirlas, pero vemos qué hacemos.

PAOLA dijo...

Me sostuve de la casi invisible línea del idioma, balanceé mis propios desequilibrios tratando de sentir estos poemas, me llegaron al alma, despedazando cada certidumbre, y volviéndome a rellenar de picos, dentaduras y latidos .
Disculpen, me salió un híbrido , me había conectado demasiado con lo visceral de la interpretación.